Ganar peso de manera saludable


Ganar peso de manera saludableGemma nos ha enviado un correo pidiéndonos cuál es la mejor manera para poder ganar peso de manera saludable.
Esta consulta nos puede parecer curiosa teniendo en cuenta que una de las principales preocupaciones en temas de alimentación es el exceso de peso y que la obesidad ya es considerada una pandemia sobre todo en países industrializados.
Los pocos estudios existentes hasta el momento han concluido que el metabolismo puede reaccionar adaptándose a un aumento de la ingesta energética y acelerar para quemar más rápido el exceso de kilocalorías aportadas. También se pueden producir adaptaciones a nivel cerebral, no tolerar este aumento y disminuir la sensación de hambre del individuo. El resultado a todo esto es un aumento de peso limitado y en algunos casos, insuficiente.
Antes de comenzar a establecer pautas alimentarias tendremos que recoger información para hacernos una idea del motivo por el que se está por debajo del peso considerado como saludable.Recordemos que un peso saludable es aquel que mantiene un IMC (Índice de Masa Corporal) entre 18,5 y 24,9 kg/m2 . El cálculo del IMC es: peso (en kilogramos) / alçada2 (en metros).
Lo siguiente que debemos saber es el motivo por el que se está en bajo peso y, si se ha perdido, ¿con cuánto tiempo se ha producido. Debemos tener en cuenta que algunas patologías cursan con pérdida de peso (cáncer, SIDA, enfermedades degenerativas o depresiones, entre otros). O si, por el contrario, se trata de una persona que de forma habitual está en bajo peso.
Por último hemos de valorar el estado nutricional de la persona . Si existen déficits o no. Esto es posible a través de analíticas y conociendo sus hábitos alimenticios . Si sabemos qué come, cómo lo come y cuando lo come podemos hacernos una idea del motivo por el que no se gana peso.
Tanto si partimos de una persona sana como de una patología responsable de la pérdida de peso,es imprescindible consultar a un Dietista-Nutricionista que estudie el caso y establezca la mejor pauta a seguir . Ya que podemos pensar que para ganar peso sólo hay que comer alimentos ricos en grasas y azúcares sin medida. Nada más lejos de la realidad, ya que para ganar peso no debemos perder paso la salud. Cuando se quiera hacer un cambio en la alimentación para poder adaptarse a una nueva situación u objetivo, debemos tener claro que hay que asegurar , siempre, el buen estado de salud . Hay que partir pues de una dieta equilibrada y también variada. Por lo tanto, comer más, sí, pero con control.
Incrementar la ingesta de kilocalorías a través de comer grandes cantidades de alimentos puede llegar a asustar a más de una y de uno, por eso existen varios trucos que harán más portable la situación.
  • Hacer 5, 6 o más comidas al día. Aumentando el número de vecesque se come durante el día permitirá hacer las raciones más pequeñas
  • Enriquecer los platos para no tener que hacer tan llenos . Lácteos como la leche en polvo, leche condensada, el queso, huevos, frutos secos, fruta desecada, aceite de oliva. Son algunos alimentos concentrados en nutrientes muy útiles para poder enriquecer platos
  • Evitar beber mucha agua durante las comidas. A algunas personas el agua les es saciante
  • Practicar ejercicio físico específico. No toda la práctica deportiva está destinada a la pérdida de peso. El asesoramiento de un profesional de la actividad física ayudará a establecer cuáles son los ejercicios más adecuados y como se practicarán
En resumen: Existe un intervalo (IMC) que define cuál es el peso saludable. Puede ser que uno se vea extremadamente delgado si se compara con los cánones de belleza actuales a pesar de tener un IMC correcto. En este caso se deberá tener muy claro que podría ser costoso subir de peso.Habrá que estudiar cada caso de forma individualizada sobre todo para descartar patologías responsables. En caso de que existan se hace imprescindible seguir la dieta bajo control de un profesional Dietista-Nutricionista. Debemos saber que no "todo vale" y que mantener el buen estado de salud es condición sine qua non a la hora de establecer unas pautas alimentarias. Las principales: que la dieta continúe siendo equilibrada y variada. Y por último es importante poner en práctica algunos trucos para adaptarnos mejor al cambio y obtener resultados saludables y de calidad.