Astènia primaveral

 
¿Qué podemos comer para combatir la astenia primaveral?

Ana nos hace llegar esta consulta porque en su casa, dice, cuando llega la primavera se sienten todos muy cansados, sin ganas de hacer nada y como si no acabaran de despertar en todo el día. Nos pide, además, una propuesta de menú "antiastènia".

Sobre la astenia primaveral se ha hablado mucho, se sigue hablando y se hablará. Siempre nos viene a la memoria por estas fechas: los días son más largos, el frío nos abandona y con su marcha llega la sensación de cansancio, la somnolencia, el decaimiento, presión baja, poco apetito y una especie de apatía generalizada que acompaña durante todo el día y durante una temporadita.

No existe evidencia científica de ninguna patología asociada a la llegada de la primavera pero aún así son muchos los que, con el cambio de estación comienzan a tener una la serie de signos y síntomas característicos y comunes.

Hay varios escritos en los que se culpa a las betaendorfina, hormonas responsables del equilibrio bienestar-malestar. Parece ser que cuando empieza la primavera los niveles de betaendorfina disminuyen haciéndonos sentir toda la serie de síntomas descritos más arriba.

Otras fuentes de información hablan de un aumento en la concentración de algunas hormonas responsables de nuestro reloj biológico, debido al aumento de horas de luz.

Pero parece ser que la teoría más aceptada es también la más sencilla : es la adaptación que hace nuestro organismo al cambio de horario, el aumento de horas de luz, el aumento de temperatura y la humedad ambiental.

Por tanto, no existe ninguna enfermedad ni causa orgánica responsable. No es necesario tomar nada especial ya que tampoco hay nada que se vea alterado .

La primavera es la estación en la que todo renace y donde empezamos a tener a nuestro alcance gran variedad de frutas y verduras. Los mercados se llenan de vida y color y tenemos que aprovechar este regalo de la naturaleza.

Así pues, hemos llevar, como siempre hemos dicho, una alimentación variada y equilibrada, hacer ejercicio físico regular y beber aproximadamente 1 litro y medio de agua al día.

Tal y como nos pide Anna, os dejamos un ejemplo de menú muy primaveral que le ayudará a recuperar la energía ya disfrutar de frutas y verduras de plena temporada.

Desayuno:
1 bol de fresas con yogur natural y copos de avena

Media mañana:
Bocadillo de jamón cocido

Café con leche

Comida:
Ensalada de brotes tiernos, germinados de soja y alfalfa, aguacate y tomate

Garbanzos estofados con calabaza, puerro y patata

Naranja con canela y nueces

Merienda:
1 plátano

Tostada de pan con queso de untar

Cena:
Revuelto de ajos tiernos, espárragos verdes, camarones y huevo.

2 rebanadas de pan con tomate

1 yogur natural