Recetas de Comida Saludable: POLLO CON TOMATE

 Esta semana os ofrecemos dos propuestas especiales para cocineros y cocineras jovencitos, facilísima, sabrosas y aptas para todos los bolsillos. Una es este pollo con tomate. Es muy sencillo de preparar. Seguro que os sorprenderá cómo, con tan poca cosa, se consigue un plato tan sabroso. Os explico más ventajas? Puede prepararlo el día antes y al día siguiente resulta aún mejor que el primer día. Otra ventaja: la mayoría de los chicos les gustan el pollo y la salsa de tomate. Así que es muy probable que hagan llepadits, de esta combinación. Ya nos lo contaréis, si lo Probad ...
  Recetas de Comida Saludable: POLLO CON TOMATE


POLLO CON TOMATE

Ingredientes para 4 personas:

1 pollo cortado en 8 trozos
2 cebollas medianas
1 manojo de puerros
2 ajos
1 kilo de tomates maduros (o 800 g de tomate triturado de conserva)
1 hoja de laurel
unos brotes de tomillo
sal
pimienta
aceite de oliva
Preparación:

Salpimentar el pollo. Poner una sartén al fuego con un poco de aceite y al ser caliente, sofreír las cortas a fuego vivo hasta que estén bien doradas. Sáquelo de la sartén y poner a gotear sobre papel absorbente.

Pelar las cebollas y los ajos. Limpiar los puerros y picar los mismos también muy finos. Tachar los tomates.

Poner una cazuela de barro grande y un poco profunda al fuego con 4 cucharadas de aceite de oliva. Al ser caliente, verter el ajo, la cebolla y el puerro. Salpimentados y cocer al mínimo durante 15 minutos. Incorporar ahora el tomate y apujau el fuego. Cocer la salsa durante 10 minutos más, removiendo el conjunto de vez en cuando para que no se pegue. Añada ahora los cortes de pollo, el laurel y el tomillo. Cuando alce el hervor, abaixau el fuego al mínimo y termina de cocer el pollo en la salsa, removiendo de vez y girando las cortas, hasta que la carne esté bien tierna. Comprueba esto pinchándola con un cuchillo. El debe atravesar sin dificultad.

Si veis que la salsa se espesa demasiado hacia el final, añadir un vasito de agua caliente.

Nota:

Si quieres una versión aligerada del plato, hervir el pollo durante 15 minutos en vez de freírlo con un trozo de cebolla, una zanahoria y un brote de apio. Por decantau por esta opción, no tirar el caldo. Puede aprovecharlo para cocer sopa o para enriquecer alguna salsa.