Dieta para afrontar el desánimo


Hace unos días, se ha publicado un estudio de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de la Universidad de Navarra donde se constata que los consumidores de pizzas, donas, magdalenas, etc, tienen más riesgo de desarrollar una depresión.

Magda Carles, jefe de Nutrición del Grupo DiR , nos indica que la dieta influye en el estado de ánimo y eso hay que tenerlo en cuenta ...
Los tiempos que corren son bastante indigestos y, por tanto, vale la pena que al menos lo que comemos nos ponga bien. Y no sólo en el sentido que nos nutra correctamente, lo que se da por supuesto, sino que nos haga disfrutar del mejor estado de ánimo posible. Es evidente que la despensa no hará que las cosas vayan mejor pero sí puede ayudar a que lo que tenemos delante lo afrontamos de la mejor manera posible.
Para que nuestra alimentación nos "anime", o al menos no tenga el efecto contrario hay que seguir los siguientes consejos:
ATENCIÓN A las dietas drásticas,
Es típico que después de las vacaciones queramos perder el peso ganado con dietas muy agresivas. Los kilos de más nos hacen sentir mal y haremos lo necesario para arreglarlo. Pues bien, uno de los efectos más clara y evidentes de las dietas de menos de 1.5OO Kcal es que el estado de ánimo baja en picado. Se puede perder peso con dietas menos agresivas y nos encontraremos mucho mejor.
COMEMOS CADA 3 -4 HORAS . Los niveles de glucosa en sangre tienen su papel en el estado de ánimo. Cuando bajan un poco lo notamos, entre otras cosas, con la sensación de hambre y que tenemos más mal humor. Pues bien, si comen cada 3-4 horas tal efecto será mucho menor porque probablemente los niveles de glucosa en sangre serán mucho más estables.
PONEMOS A ELLO CARBOHIDRATOS
Los carbohidratos son los nutrientes que una vez degradados acaban transformándose en glucosa, que es el principal combustible para nuestro cerebro. Por eso resulta tan importante que en la dieta incluimos alimentos que les aporten. Ahora bien, lo ideal son los que contienen carbohidratos que se van absorbiendo lentamente y por lo tanto que van aportando glucosa "poco a poco" en nuestro cuerpo. Dicho de otro modo: alimentos como elpan, los cereales, las patatas, las legumbres. .. En dosis adecuadas, claro.
ATENCIÓN A LOS NIVELES DE HIERRO.
Uno de los síntomas más frecuentes del anemia ferropénica o de la falta de hierro es el desánimo que, por cierto, es mas frecuente en el sexo femenino y especialmente en la edad fértil. En todo caso, es recomendable que alimentos ricos en hierro como la carne, los huevos, las legumbres etc., estén presentes en la dieta.
El triptófano es VALIOSO.
El triptófano es un aminoácido esencial precursor de la serotonina, sustancia que ejerce de neurotransmisor y que tiene mucho que ver, entre otras cosas, con nuestro estado de ánimo. Pues bien, porque no nos falte es importante que la dieta tenga una dosis de proteínas de calidad suficiente. La leche, las legumbres como los garbanzos o los huevos son buenas fuentes de triptófano.
LAS VITAMINAS DEL GRUPO B6.
Este grupo de vitaminas interviene en todo el metabolismo y sobre todo la vitamina B6 en la síntesis de serotonina. Es por ello que es importante que sea en la dieta. Se encuentra en alimentos como los cereales integrales, las frutas, los huevos o los frutos secos . Podría seguir con una larga lista pero para acabar es importante recordar que no hay que castigar y por el contrario sí darnos de vez en cuando un gusto. Sin pasarnos, claro.